martes, 22 de diciembre de 2009

Cocina y Rimmel


Bajaba a Bcn, y aprovechando la visita, quedamos el lunes por la noche para hacer una sesión de fotos cuyo contenido se me había ocurido la tarde anterior en el metro.
Tras una visita a la "pareja extraña y dispar" y una vez llegados a su casa ya de madrugada, le explico mi idea.
Es algo extraña, con todo el sentido para mí, pero algo difícil de explicar...

Lejos de oponerse, no solo le entusiasma el planteamiento y demás detalles, sinó que además aporta ideas y mejoras considerables.
Bien!!!!

Compramos unos últimos detalles por la mañana y comenzamos la sesión a las 12 del mediodía, durando 5,5h.

¡IMPRESIONANTE RESULTADO!

Después descansamos del trabajo intensivo, nos lo merecemos.
Pero no podía ser todo tan bonito y tranquilo... tuvo que pasar el límite que se estableció en su día, por partida doble además y por motivos que no se sostienen.
Decepción, abuso y deshonor. Todo en nombre de la amistad, el respeto y la confianza, dice...


Una jornada amena y productiva se ha convertido en palabras muy duras, directas e hirientes por mi parte. A conciencia.

Lo peor de todo es que encima me siento fatal por ello.
Será mejor que le envíe un correo.

Menuda mierda.
Y encima el frío acompaña mi rabia :(







1 comentario:

Alvaro dijo...

Ale, pues ya me leido tu blog patrás, como en Memento.

¿Se puede ver el set completo en algún sitio?

¿Te apetece hacer algo...?