miércoles, 3 de marzo de 2010

Entrada nº 69.



" Esta es la propuesta para un domingo de desenfreno, locura y perversión:

Cuando leas este correo si quieres aún tienes tiempo de comer, ducharte... y esas cosas que hacéis las mujeres antes de ser vilmente vilipendiadas. A partir de que te hayas duchado y comido nos pertenecesssssss, y como tal estas son tus directrices a seguir:

1. Ya no podrás ir al aseo (hacer pis).
2. No podrás dirigirnos la palabra, tan sólo tienes tres posibilidades en todo el día para pedirnos permiso para hablar (por lo tanto úsalas con moderación). Si queremos que hables en otro momento ya te daremos permiso.
3. No creo que haga falta pero la palabra de seguridad será ESCARABAJO (...) 
4. Quedaremos a las 15.45h en la estación de metro de (...). Tienes que acudir vestida de la siguiente manera: zapatos de tacón (los más altos), medias, y un abrigo. No llevarás  nada más. Puedes llevar un bolsito pequeño para poner sólo las llaves de tu casa y la moto, el DNI,  y dos euros para pagar el billete de metro de ida.

A partir de aquí empieza la sorpresaaaaaa!!!! Una tarde-noche para no aburrirse.

Bueno, esta es la propuesta A. Si te atrae mándame un sms que ponga OK. Si no te atrae,
la opción B es: venirte con tejanos y vamos al cine, quizás incluso a cenar pero no te lo prometo. " 

Con la recepción de este e-mail empezó mi domingo.  
A juzgar por el cansancio y cara de satisfacción con la que llegué a casa a media noche se advina que escogí la opción A  :)

Y lo agradecí/agradezco enormemente, sí.

Pero entonces, ¿por qué desobedezco una orden directa escudándome en la falta de inspiración? ¿Busco con ello crear una deuda? ¿Un castigo? ¿Atención?

Tengo la costumbre/manía de abrir las ventanas de casa la noche de las campanadas, para dejar que se escape por ellas lo viejo y negativo y a la vez permitir la entrada al aire limpio y renovado.

Estamos ya a Marzo, y sigo con las ventanas de mi cabecita bien abiertas. Juro que estoy en ello. Paciencia :(

Y más gratitud, que no todo es malo lo que ocurre en ella :)


PD: Hay mini-personas que se dedican los domingos a ¡ir desnudas por la ciudad y mear en los árboles! ¡¡Qué vergüenza!! 





8 comentarios:

Lily dijo...

Maravilloso email no?!?

No me quiero imaginar el domingo!!!

:)

Alvaro dijo...

Zapatos y abrigo lo entiendo, pero lo de las medias era un poco innecesario ¿no? ;-)

Un saludo,

---------------
Ok. Ya me he enterado de la fiesta del 25. Nos vemos por allí. Y vuelvo con material chulo para fotos por si surge la ocasión.

amelie dijo...

Lily, no te lo imagines; altamente recomendable XD

Álvaro, las medias justamente es lo que distingue una vulgar chica desnuda de otra elegantemente desnuda. Y ni entro en lo mal que quedarían los tacones sin ellas! o el frío....

* Allínos vemos, genial!

Alvaro dijo...

¡Tienes toda la razón, cuando voy a la playa sólo encuentro vulgaridad a raudales!

Y así que me recomiendas las medias para combatir los frios invernales... pero ¿por encima o por debajo de los calcetines?

amelie dijo...

Jajaja ¡Con la playa hemos topado! Lugar sagrado de desnudeces.

Las medias, en invierno, debajo de las bragas de arrefajo, de toda la vida, vamos!

XD

FRONK dijo...

Interesante forma de pasar el domingo por la tarde, y claro te imagino, y, se me acelera el pulso......

Me pasare por qui mas veces, para seguirte descubriendo, mi bella amelie, encanto y dulzura, unidas en una radiante sonrisa.

Besos de colores.

Anónimo dijo...

http://carismatica.livejournal.com/

Óscar García dijo...

Se te devuelve el saludo desde el mismo lugar que me contactaste antes de mi silencio.

Gracias por abrirme algo tu mente. Y ruego disculpes el tiempo pasado. No es indiferencia sino incomodidad ante el mundo.

Un besazo.